HusqvarnaFG450

Nos quedamos sin Rodibook 2022

Quien más o quien menos ha oído hablar de este evento: la Rodibook. Son míticos los vídeos de motovloguers como Majes, Mabre, Cabras sobre Ruedas o Xavi Fabregas, quienes desde hace algunos años acuden puntuales a la Val d’Aran para transmitirnos su aventura a través de YouTube.

El mundo del motociclismo off-road vive una creciente popularización de los eventos de navegación con «roadbook», ese rollo de papel repleto de indicaciones que se «mete» en una caja, y permite a los pilotos llegar a su destino. Algunos de estos eventos tienen carácter competitivo, y otros sencillamente son una buena excusa para que amantes de las motos, sin mayor pretensión que «pasarlo bien», se unan y compartan trayecto durante uno o varios días. Entre todos estos eventos está la Rodibook, un encuentro pensado para pilotos amateur y no competitivo que se celebra anualmente en la zona del Pirineo de Lleida, y que en este 2022 llega a su 11ª edición.

Tras algunos años siguiendo «la Rodi» a través de los ojos de los motovloguers, este 2022 queríamos participar. No solo para pasar un buen rato, sino también para iniciarnos en la navegación con Roadbook, una disciplina en la que somos unos completos ignorantes. A pocos días de la apertura de inscripciones, revisando la normativa del evento y las condiciones de la inscripción, me percato de algo que dará al traste con nuestra ilusión: «quedan excluidas las motos de enduro», reza la normativa.

Mi experiencia personal

En los últimos años he ido reduciendo el tamaño y el peso de mi moto. Empecé con una Kawasaky Versys 650 de 220kg, luego una Suzuki DRZ400E de 130kg, y finalmente una Husqvarna FE450 de apenas 108kg.

Con la DRZ-400E pude constatar que se disfruta mucho más sobre tierra cuanto más ligera es la motocicleta. Sencillamente te cansas menos, pasas menos apuros si la moto cae al suelo, y el riesgo general de sufrir un accidente es menor al tener un control muy superior sobre las inercias del vehículo.

No voy a discutir o alabar las virtudes de una u otra motocicleta, pero en mi caso (que piloto casi exclusivamente en campo), pasar de una «maxi-trail» a una moto de «enduro» ha sido la clave para mejorar mi técnica, evolucionar como piloto y disfrutar mucho más. Mi experiencia me dice que, sobre tierra «menos peso» es mejor.

Por esta razón opté por «trailizar» una moto de enduro, ya sabéis: poner un depósito más grande, instalar todo lo necesario para la circulación legal y montar unos neumáticos ecológicos. El único inconveniente son los cambios de aceite, que deben realizarse cada 1000km aproximadamente.

Esto me ha funcionado a mi, y no quiere decir que sea «lo mejor». Las opiniones son como los culos: cada uno tiene el suyo. Para mi estilo de conducción y el tipo de rutas que me gusta hacer (90% off-road), una moto de enduro es lo mejor: perfecta en tierra y solvente en asfalto. Para ti, querido lector, quizás esto sea una opción horrible y atroz. Por esa razón, creo que todas las opiniones son respetables.

Vista frontal Husqvarna FE450 2022.

Lo entiendo pero no lo comparto

Entiendo que los organizadores de la Rodibook no quieran motos de enduro participando en su evento «off-road». La mayoría de pilotos poseedores de motos de enduro hacen enduro, lo que implica una conducción agresiva, deportiva y dañina para el entorno. Por otro lado, mezclar «maxi-trails» y motos de enduro puede causar que el mismo recorrido sea percibido con notables diferencias de dificultad: donde una moto de enduro es solvente, una «maxi-trail» puede tener problemas.

Contacté con la organización de la Rodibook y ¡lo que ocurrió después te sorprenderá!

Si yo hago rutas «trail» con mi moto y conduzco tranquilo… si mi moto monta todo lo necesario para una circulación 100% legal… si poseo todos los permisos y seguros… si me comporto bien y no practico enduro… si monto los neumáticos ecológicos FIM que el evento establece como obligatorios… Entonces ¿Puedo participar participar en la Rodibook con mi Husqvarna?

Pues no.

No voy a reproducir el correo electrónico de repuesta, por respeto a la privacidad. Pero al parecer, «medio ambiente» del Consell d’Aran ha puesto como condición para la autorización de la Rodibook la exclusión de motos con «base enduro». O, al menos, eso es lo que dice la organización en su correo. Vamos a suponer que es cierto, y realmente se ha puesto esta condición.

Entiendo que cualquier moto con «base enduro», como una KTM 450 Rally procedente del Dakar, no puede participar en el evento. Eso debería incluir motos como la DRZ400, KLX, etc… ¿No? ¿Son motos de «base enduro»?

También entiendo que esta norma es una condición «especial» que ha puesto algún departamento de «medio ambiente» de Val d’Aran para permitir el evento, ya que en la Ley de Acceso Motorizado al Medio Natural de Catalunya, no se dice nada sobre motos de enduro… y tampoco se menciona el asunto en la Ordenanza de Val d’Aran. Con la ley en la mano, no hay impedimento alguno para circular, mientras la moto y el piloto cumplan con todas las normas.

Husqvarna FE450 2022 lateral.

Un limite difuso…

Excluir motos como la Husqvarna FE450 es peligroso. Muy cerca tenemos modelos de moto que adoptan elementos del enduro, como la «KTM 690 Enduro R» o la «Husqvarna 701». El límite, bajo mi punto de vista, es difuso. Los mencionados modelos se pueden considerar una «Enduro gorda» o «Trail ligera», pero creo que podemos estar de acuerdo en que su estilo de conducción, arquitectura y diseño se asemeja más a una Husqvarna FE/450/501, que a una «Triumph Tiger 900 GT».

Si hablamos de impacto ambiental, también tengo mis dudas: no depende de la moto, sino del estilo de conducción. Mi Husqvarna FE450 tiene unos 50Cv, con un peso de 108kg, mientras que una BMW GS 1200 ofrece 125CV con 260kg de peso. Estamos hablando del doble de peso y potencia, lo que indudablemente causará mayor daño en el terreno.

Husqvarna 701 enduro

Si hablamos puramente de emisiones, me resulta contradictorio que se permita la inscripción de motos enduro hasta 1980, que contaminan más y, a menudo, queman aceite.

Si participo en la Rodibook es porque mi estilo de conducción se ajusta a lo que la Rodibook desea, y me comprometo a cumplir con el reglamento y respetar las normas, igual que todos los pilotos. No entiendo por qué necesito una «BMW GS 1200 ultra-adventure rally top cross-country megatron», para poder participar.

BMW R 1250 GS

Estamos llegando a un punto absurdo

En los últimos años he coincidido con muchos moteros de ruta y el patrón siempre se repite: moto grande, mucho peso, poca habilidad y mucho sufrimiento. La gente no disfruta, la gente no se lo pasa bien. El sector del trail ha derivado en una cultura de «a ver quien la tiene más gorda»… y ha empujado a muchos pilotos hacia motos totalmente sobredimensionadas.

Veo pilotos totalmente aterrorizados por caer con su moto: son pesadas y caras. Un constante «quiero y no puedo».

En resumen…

Nos quedamos sin Rodibook. No voy a entrar a discutir la cuestión con la organización y tampoco voy a insistir. Quería dejar constancia de mis pensamientos, eso si. Creo sinceramente que es una decisión errónea que cierra la puerta a muchos pilotos que no quieren o no pueden pilotar una moto pesada, ya sea por salud, edad o sencillamente decisión propia.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.